Buscar

MIENTRAS TANTO EN EL MAR: CAMBIOS EN LOS ECOSISTEMAS

Que el cambio climático ha tenido muchas consecuencias, es algo que no solo se sabe sino que también se aprecia. Uno de los mayores impactos que este tiene este son los múltiples cambios provocados en los ecosistemas. Aquello que antes seguía un patrón, como los incendios o las lluvias, se han visto alterados en los últimos años.



En la tierra, algunas de las consecuencias más notorias son las sequías y los incendios. Ambos relacionados. Por un lado, un equipo del CREAF liderado por Josep Peñuelas ha elaborado una extensa investigación alrededor de la frecuencia, intensidad y duración de las sequías en ecosistemas terrestres de Cataluña, territorio que ya ha aumentado 1,6 °C desde 1950. Este estudio, publicado en Enviornmental and Experimental Botany, concluye que el cambio climático ya ha alterado muchos bosques y matorrales y todo indica que se agravará: "Esto nos hace pensar que en un escenario futuro más árido la composición y distribución de las especies cambiará el Mediterráneo (…) es posible que bosques actuales de encinas pasen a ser matorrales en un futuro, más resistentes a estas condiciones”


Por otro lado, los incendios están provocados por dos factores clave. La disminución de las precipitaciones y el aumento de la temperatura media global de la tierra son la mezcla perfecta para incrementar el número de incendios, especialmente en verano. Y no solo esto, pues también aumentan sus dimensiones superando con mayor asiduidad las 500 hectáreas. Otros ecosistemas también afectados por esta situación son los humedales, que tienen una de las situaciones más vulnerables, pues están a punto de desaparecer.


En relación con los animales, especies como el oso pardo o el alcornoque están en peligro de extinción en España. Además, en la actualidad nos encontramos ante un aumento de especies invasoras tales como las medusas o los mosquitos tigre a la vez que un detrimento de otras especies autóctonas como los caracoles marinos. También las aves están cambiando sus patrones, ya que se quedan en latitudes más cálidas.


Respecto a los mares, uno de los principales problemas está en la desaparición de algunas especies de algas como las algas rojas del mar Cantábrico, los arrecifes de coral mediterráneos o la posidonia por culpa del aumento de temperatura del mar.


En Blue Carbon luchamos cada día por menguar el impacto del cambio climático en el mar, hay muchas formas de ayudar. Súmate.


5 vistas0 comentarios