Buscar

MIENTRAS TANTO EN EL MAR: AGUA CONTAMINADA

En el post de hoy trataremos el concepto de agua contaminada, sus causas y sus consecuencias. Entendemos por agua contaminada aquella que sufre cambios en su composición hasta quedar inservible, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Es agua tóxica que no se puede beber ni destinar a actividades como la agricultura.


En el agua contaminada encontramos bacterias, virus, parásitos, fertilizantes, pesticidas, fármacos, plásticos, desechos fecales y hasta sustancias radiactivas. Estos componentes pueden ser fácilmente detectables porque tiñen el agua en el momento que entran en contacto con ella. No obstante, esto no siempre es así y cuando se quieren evitar las consecuencias de ingerir agua contaminada, es demasiado tarde.


Las principales causas del agua contaminada son:

1) Desechos industriales: La industria es uno de los principales motivos de la contaminación acuática. Cada año, las empresas vierten miles de toneladas de productos contaminantes al mar que derivan de sus procesos industriales. Los ríos y los canales son los que más sufren esta práctica.

2) Aumento de las temperaturas: El aumento de las temperaturas por encima de las habituales provoca el descenso de la cantidad de oxígeno y altera la composición del agua.

3) Uso de pesticidas en la agricultura: Los fertilizantes y productos químicos que se utilizan en la agricultura se filtran a través de canales subterráneos que acaban en redes de agua y que posteriormente las utilizamos para nuestro consumo.

4) Deforestación: La excesiva tala de árboles contribuye a que los ríos, los lagos y otras fuentes hídricas se sequen. En muchos casos también incluye la retirada de las raíces de los árboles que están en las orillas de los ríos, lo cual provoca la aparición de sedimentos y bacterias bajo el suelo y la consiguiente contaminación de este preciado recurso.

5) Derrames de petróleo: Los derrames de petróleo se deben al transporte deficiente y a la filtración de productos como la gasolina, mayoritariamente almacenada en tanques bajo tierra.

6) Tráfico marino: Responsable de muchos de los plásticos que contaminan los océanos.


Todos estos factores provocan que el estado del agua se vea degradado y acabe derivando en agua contaminada imposible de consumir. El deterioro de la calidad del agua tiene muchos efectos en la salud y en la economía, según el propio presidente del Banco Mundial, David Malpass: "El deterioro de la calidad del agua frena el crecimiento y exacerba la pobreza en muchos países". Las consecuencias más importantes de este desgaste son: Destrucción de la biodiversidad, contaminación de la cadena alimentaria, escasez de agua potable, enfermedades, y mortalidad infantil.


Tal como vemos, la contaminación acuática es un aspecto propio de la emergencia climática que estamos viviendo y, como siempre, la especie humana está detrás de todo esto. Desde Blue Carbon queremos cuidar y proteger el agua que posteriormente consumimos y que es tan importante para el desarrollo de un planeta mejor.


13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo