Buscar

MIENTRAS TANTO EN EL MAR: RÍOS CONTAMINADOS

Los ríos son una parte fundamental del planeta. Son un recurso imprescindible para la tierra y conforman uno de los principales mecanismos para su supervivencia. La mayoría de la población vive en zonas donde hay algún río cerca, los ríos nos proporcionan agua potable, riego para la agricultura, alimentación y durante mucho tiempo también fueron una de las vías más importante para el transporte y el comercio. Estos tienen un papel irremplazable en el ciclo del agua y suponen el 2% del agua en la superficie de la tierra.


Desgraciadamente, un estudio alemán calcula que el 90% del plástico terrestre que acaba en el mar procede de las cuencas de diez grandes ríos. En otras palabras, la polución también presiona a los ríos, unos espacios cada vez más vulnerables debido a la escasez de agua y la contaminación que sufren (el 60% de los ríos y acuíferos europeos se encuentran en mal estado). Hoy en día los ríos más contaminados del mundo son: el río Salween (Sud - Este asiático), el río de plata (Uruguay), el río Danubio (Alemania), el río el Ganges (India), el río Nilo (Egipto), el río Bravo (Estados Unidos) o Grande, el río Indo (China), el río Mekong (China) y el río Tietê (Brasil).


Según el estudio de Jairo Escobar La contaminación de los ríos y sus efectos en las áreas costeras y el mar la importancia de la contribución de los ríos como vía de ingreso de contaminantes al mar fue reconocida por primera vez en la Conferencia Técnica de la FAO sobre Contaminación Marina y sus Efectos en los Recursos Vivos (Roma, 8–9 de diciembre de 1970), donde se estableció que la mayor parte de la contaminación que llega al mar lo hace a través de los ríos y por la escorrentía costera produciendo importantes efectos en los estuarios y recursos vivos (Ruivo,1971)” . Y es que la contaminación de los ríos es la problemática más antigua de la contaminación ambiental; el aumento de la población que vive cerca de los ríos y el desarrollo de la actividad industrial han terminado por verter muchos contaminantes en el agua.


Tal y como pasa con gran parte de la contaminación, la mayoría de esta tiene su origen en las actividades humanas. Las principales son: ausencia de información o educación sobre el problema, agentes químicos, físicos y biológicos, materiales suspendidos, pesticidas, herbicidas e insecticidas y fertilizantes, falta de tratamiento de los residuos, escasez de agua, tuberías de las fábricas, alcantarillas, aguas negras, material radiactivo, explotación de recursos minerales, pozos petroleros, deforestación y la agricultura.


Todo esto tiene grandes consecuencias en la vida humana además de en el planeta: reducción de la calidad de las aguas, destrucción de ecosistemas y paisajes, pérdida de biodiversidad, eutrofización, desequilibrios ecológicos, inundaciones, escasez de agua etc. Estas consecuencias después tienen efectos en la salud humana como trastornos gastrointestinales, infecciones y otras enfermedades.


Tal como vemos, la contaminación, tenga el origen que tenga, siempre acaba desembocando en el mismo sitio: en el mar. En Blue Carbon sabemos que para acabar con la polución marítima debemos acabar con la contaminación de los ríos, grandes portadores de basura. Ayúdanos a salvar los ríos, ayúdanos a salvar el mar.


3 vistas0 comentarios