Buscar

MIENTRAS TANTO EN EL MAR: ESPECIES Y CAMBIO CLIMÁTICO

"La actividad humana, el consumo de combustibles fósiles, la acidificación de los océanos, la contaminación, la deforestación y las migraciones forzadas amenazan formas de vida de todo tipo. Se estima que un tercio de los corales, de los moluscos de agua dulce, de los tiburones y de las rayas, un cuarto de todos los mamíferos, un quinto de todos los reptiles y un sexto de todas las aves se dirigen a su desaparición" Estas son las palabras que la periodista y premio Pulitzer Elizabeth Kolbert escribió en su libro La sexta extinción sobre la situación actual de muchas especies en la tierra.


Tal y como reflejan las palabras de Kolbert, son muchas las especies que sufren cada día las consecuencias del cambio climático, y, desgraciadamente, ya podemos afirmar que nos encontramos en la sexta gran extinción de especies. Solo en 2017, hubo una gran disminución de poblaciones reduciendo un 81% las especies de agua dulce, un 38% las terrestre y un 36% las marinas. Ya en el texto de la periodista podemos ver que las grandes amenazas son: La pérdida de hábitats, la sobreexplotación de especies, la contaminación, las especies invasoras y el cambio climático. Actualmente, más de un 28,49% de las especies se encuentran en peligro de extinción, y muchas de ellas a punto de ser extinguidas.

El objetivo principal de Blue Carbon es conservar la posidonia, planta mediterránea implicada en el carbono azul por excelencia. No obstante, son muchísimas más las que necesitan recuperarse. Algunas de ellas son: El oso polar, la foca monje o el pingüino emperador. Su extinción está directamente relacionada con el calentamiento global. La subida de temperaturas provoca el derretimiento progresivo de los polos y la extinción de sus hábitats.

Otra especie que sufre mucho las consecuencias de la huella humana son las tortugas. Por un lado, la presencia masiva de plásticos en el mar provoca su confusión con alimento y muchas mueren asfixiadas por los residuos. Por otro lado, la subida del nivel del mar acaba con muchas de las playas que luego se utilizan para poner los huevos cada 3 o 4 años.

Tal como podemos ver, la emergencia climática tiene muchas consecuencias, especialmente para las especies vegetales y animales. Desde Blue Carbon queremos erradicar este problema cuanto antes. No podemos permitirnos perder más especies.

2 vistas0 comentarios