Buscar

MIENTRAS TANTO EN EL MAR: ECONOMÍA AZUL

Inventada en 1994 por Gunter Pauli, la economía azul es aquella que reconoce la importancia de los mares y los océanos como motores de la economía por su gran potencial para la innovación y el crecimiento, según la definición de la Comisión Europea (CE). La economía azul pretende ser un paralelismo de la naturaleza. Esta quiere cambiar la forma que razonamos el medio ambiente, la agricultura, la manufactura, los residuos…etc. con el fin de potenciar el ciclo de la economía circular respecto el planeta.


El carbono azul es su motor, al proporcionar a los océanos, y especialmente las zonas costeras, los servicios ecosistémicos fundamentales para garantizar un buen estado de los ecosistemas marinos sobre los que se desarrollan las actividades económicas , como son : Absorber y almacenar grandes cantidades de carbono a través las humedades costeras; mantener las aguas limpias al reducir la contaminación y eliminar los nutrientes excesivos; preservar la Biodiversidad al mantener la riqueza y variedad de las especies marinas ; proteger las costas contra las olas de tormenta y las Inundaciones.

La economía azul tiene un impacto global con especial incidencia en el sector marítimo como por ejemplo: la pesca ; la acuicultura, la navegación y el transporte marítimo , los puertos ; la biotecnología azul; la energía en el mar (azul); los recursos minerales marinos; la construcción naval, la reparación de buques, y las industrias afines; el turismo costero y de cruceros ; economía productiva en torno a las zonas costeras.

Hasta ahora, es posible que solo estemos familiarizados con el concepto de economía verde. Ambas son perfectamente complementarias y superan las carencias la una de la otra. Según los datos que nos proporciona la CE, la economía azul representa 5,4 millones de puestos de trabajo y un valor añadido bruto de casi 500.000 millones al año. En el libro de Pauli “Economía Azul: 10 años. 100 innovaciones. 100 millones de empleos” presenta proyectos y empresas en los que incorporan los principios de la economía azul.

Por último, y en el caso de España, podemos destacar el proyecto TransforMar del ministerio para la transición ecológica. Este impulsó durante el 2019 la creación de empresas en el marco de una economía azul sostenible que tenga impacto social e incidencia positiva en el mar.Afortunadamente, cada vez son más las empresas que añaden esta metodología a sus cadenas de producción con el fin de emprender el camino hacia la sostenibilidad.

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo