Buscar

MIENTRAS TANTO EN EL MAR: ALIMENTOS QUE PODRÍAN DESAPARECER

Tendemos a hablar del cambio climático y sus consecuencias como aquellas que se verán reflejadas en grandes ecosistemas como los glaciares y los desiertos. Sin embargo, este tendrá afectaciones en las cosas más sencillas como nuestra alimentación, la misma que nunca creímos que tendría relación con este fenómeno. No obstante, la tiene, y mucho.



Entre otras cosas, porque para 2050 el cambio climático se traducirá en un aumento de dos grados en la temperatura global. Hecho que tendrá efectos directos en los cultivos, la pesca y ganadería, así como en los alimentos que llegan a nuestra mesa. Algunos de ellos, y de los que se prevé que corren más peligros, son el cacao, el café y algunos cereales. Por el momento, todo indica que su producción se reducirá considerablemente y en sintonía también subirá su precio. A continuación detallaremos sobre la situación de los alimentos en situaciones más precarias:


Cacao: Según un Estudio de la Universidad de California, la planta de cacao desaparecerá en 2050 a causa de las temperaturas más cálidas, así como del modelo de explotación que está acabando con el ecosistema en países como la costa de Marfil, principal responsable de la producción global de cacao, el mismo que ha perdido más del 80% de sus bosques productos en los últimos 50 años.

Trigo: A diferencia del cacao, la situación del trigo resulta un poco mejor, aunque tampoco demasiado esperanzadora. Para 2050, se espera que el total de la producción mundial de trigo se reduzca hasta en un 25%, lo que no sería el final, pero si un cambio muy drástico, especialmente si tenemos en cuenta que es un alimento básico en el consumo humano,


Cafe: según el estudio del Real Jardín Botánico de Kew (uk), el 60% de las variedades del café están amenazadas teniendo en cuenta los criterios establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. A su vez, el estudio del Instituto de Climatología de Australia advirtió que el cambio climático podría provoca la desaparición completa del café en el año 2080, datos sin duda muy alarmantes teniendo en cuenta el nivel de consumo.

Vino: Gracias a un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, sabemos que el cambio climático afectará directamente al cultivo de la uva en España, Esto se debe, por un lado, al aumento global de las temperaturas y a la emergencia de plagas que, hasta hace un tiempo, no existían, según Esther Vivas autora de El negocio de la comida (Icaria Editorial, 2014).


Aguacate: como tantos alimentos, el aguacate está de moda y esto tiene consecuencias en producción, más allá de la huella de carbono que supone su transporte, para plantar un kilo de aguacate se necesitan alrededor de 2.000 litros de agua. Un completo derroche de energía y recursos.

Como vemos, la situación exige cada vez más compromiso con el planeta, de lo contrario empezaremos unas consecuencias cada vez más graves. Únete a Blue Carbon.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo